Inicio  •   Foro  •   Tienda  •   El club  •   Contacto  •   Área de socios Identifícate
 
Próximas rutas  •  Inicio sección de descenso
Campeonato de descenso en Patones(31/10/2010)
 
Álbum fotográfico
 
CRÓNICA ESCRITA POR CÉSAR:
Viernes 29 de Octubre, ya tengo claro que no me voy de viaje y decido apuntarme in extremis al campeonato, pese al mal tiempo. Toño fue de los primeros inscritos, yo el último. A la desesperada me voy a buscar unas cubiertas de descenso para mojado por varias tiendas. ¡Ja! ¡Iluso! Imposible encontrar algo tan especializado en una tienda. Tendré que usar las Maxxis High Roller 2.5 de compuesto blando y bajar con cuidado. Aunque la idea de bajar por piedras resbaladizas me alteraba un poco, por lo menos tenía la confianza de algunos consejos que la semana pasada nos dieron algunos riders más metidos en competición y que habían entrenado el circuito.

Sabado 30, llueve desde el viernes por la tarde. Llegamos a los entrenamientos sobre un circuito demasiado mojado. Primeras bajadas de reconocimiento. En cada tramo complicado hay que pararse, analizar cuál es la mejor trazada y probar. Las ruedas casi no agarran en las placas de piedra, ¡a ver cómo bajamos mañana! Simplificando mucho, el circuito no tenía más que dos grandes escalones, una rampa y unas curvas rápidas. La primera parte con más piedras era más lenta y peligrosa. La segunda parte después de la rampa muy rápida. Terminamos el sábado con unas 7 bajadas con lluvia y viento frío. Paco pasando frío esperaba con la cámara para pillarnos metiendo algún salto.

Domingo 31. Llegó el día de la carrera y seguía lloviendo. Yo tenía memorizado todo el trazado y la tranquilidad de saber cómo lo tenía que hacer sin caerme. El objetivo para esta primera carrera era no caerse y a la postre no terminar el último. La primera manga se hizo lloviendo y en malas condiciones por eso bajé bastante atrancado. No había flow. La rampa, dos metros de altura recepción a tres y final en curva 90 grados a la izquierda, no la pude hacer en esta bajada. Los chicos de Madroño que estaban allí se quedaron con las ganas. Llegué a meta marcando casi 3 minutos, ¡qué mal! Segunda manga definitiva, sale el sol tímidamente y con el viento se seca todo dejando el terreno en óptimas condiciones. Me toca salir y ¡sorpresa! No soy el último, hay tres que han bajado peor en la primera manga. Bueno, pues no soy tan malo –pensé- esto me da más ánimos y además ahora sé que voy a mejorar el tiempo pues las ruedas agarran bien. Los bajadores experimentados hacen casi el mismo tiempo en mojado que en seco. Pero los que somos más humildes en el crono marcamos bastante más diferencia en seco que en mojado. Llega la hora. Cinco, cuatro, tres, dos, uno, ¡fuera! Primer cortado al salir bien saltado, después curvas rápidas metiendo bien el peso a la rueda delantera en la entrada del peralte para mayor agarre. Noto que ya bajo con más flow. Las peligrosas placas de piedra pasando rápido al ras. Llega la rampa, je je, esta vez no voy a fallar pues no se me va a salir el pie de la cala al pasar el escalón previo. Cambio de trazada, ahora por la izquierda, encaro la rampa, cuatro pedaladas para coger impulso y no caerme al hoyo, y….. ¡Aterrizaje perfecto! y enchufado hacia abajo. Los brazos me queman de la tensión y siento ahogo. Ahora vienen las curvas rápidas peraltadas, meto peso a la entrada y saco peso para salir disparado en cada peralte. Llegada a la meta con salto volador y…. ¡2’ 37’’! ¡buen tiempo! 6º puesto y por pocos segundos no quedo 4º. Objetivo cumplido, mi primera carrera y no ha ido mal.

Y es todo lo que os puedo contar compañeros del metal. Espero haberos transmitido como se vive una prueba de descenso. Y os animo encarecidamente a uniros algún día a este mundillo que con un poco de práctica y cabeza no es tan peligroso.

César.
 
CRÓNICA ESCRITA POR TOÑO:
Domingo 31.10.10, 10.46 h. Estoy en el cajón esperando a que me den la salida de la 1ª manga de la carrera. Hace frío y el terreno está húmedo. Ayer no paró de llover en todo el día y por la noche siguió cayendo agua y ahora mismo el cielo está cubierto, aunque la previsión es que la cosa mejore con el paso de las horas. Esta mañana llegamos a Patones y nos fuimos directos al bar, a tomarnos un café, a ver si nos despertábamos. No nos dio tiempo de hacer una bajada de reconocimiento para comprobar el estado del terreno.

Salimos en orden inverso al nº dorsal. Soy el primer Master 40. Espero que los máquinas que llevo detrás no me pasen por encima. Salimos con 1 minuto de margen entre corredores. El director de carrera me canta 30 segundos. En mi cabeza comienza el Flashback:
“01.10. Recojo a Cesar en su casa y ponemos rumbo a La Fenasosa, en Alicante. Vamos a un curso de DH que organiza una tienda de Tarifa. La idea es pasar un fin de semana de bajadas a tope con amigos y mejorar un poco la técnica. Hace unos días me enteré de que iba a haber una carrera en Patones a finales de mes y me he propuesto correrla. Este fin de semana nos va a venir muy bien para entrenar un poco y coger soltura con las bicis de descenso (Cesar la está estrenando prácticamente). El fin de semana se acaba y las sensaciones han sido muy buenas. Lo hemos pasado estupendamente y nos hemos atrevido con el cortado de 2,5 metros y un doble interesante (es sólo cuestión de velocidad, decisión y técnica). Los siguientes fines de semana los dedicamos a La Maratón. Se acerca la fecha de la carrera y hay que entrenar un poco más. 23.10. Contratamos transfer con una tienda que han abierto en Cercedilla. Nos pasamos la mañana haciendo bajadas por las Caras Norte y Sur de Navacerrada. Nos acompañan varios Pros de la Comunidad. Aprovechamos la mañana a tope y de paso nos llevamos a casa algún que otro consejo interesante. Creo que ese día Cesar se anima a correr en Patones (todavía no se ha inscrito). Y llega el fin de semana de la carrera. El viernes, Cesar me llama para decirme que se ha inscrito y que en vista de la previsión de mal tiempo se va de tiendas a ver que encuentra para protegerse de la lluvia al día siguiente. Aprovechamos para quedar. 30.10. Llegamos temprano a Patones. Café de rigor y a vestirnos de romanos. Está chispeando, así es que nos ponemos los chubasqueros y subimos al camión. Utilizazamos la primera bajada para ir parando en todos los pasos y probar trazadas. Comprobamos que el circuito es muy divertido. Es una lástima que esté tan mojado. Hay mucha piedra caliza y hay que pasar con mucho cuidado para no resbalar. Por la mañana nos da tiempo a realizar 3 bajadas. La última la hacemos del tirón. Paco nos espera en el bar. Comemos con calma y nos relajamos un rato. Por la tarde hacemos otras 3 bajadas. Le vamos pillando el truco al circuito, a pesar de la lluvia. Recogemos y nos volvemos para casa. Mañana será el día. 31.10. Recojo a Paco y a Cesar y ponemos rumbo a Patones de nuevo. Estamos con los preparativos cuando llega la afición Madroño. Sin más demora nos vamos para la salida. Yo salgo 1º. Cesar tendrá que esperar un rato. Afortunadamente no llueve, pero hace viento y frío y el cielo está bastante nublado. Me llevo un cortavientos. Lo utilizaré en la bajada. Ya luciré colores en la 2ª manga (si la cosa mejora). Caliento un poco y enseguida me llaman para colocarme en la salida. Casi sin darme cuenta el director de carrera canta 30 segundos…”.

... 15 segundos, 5 segundos, 4, 3, 2, 1, salida, aprieto a tope y llega la 1ª curva. Trato de recordar las trazadas que ayer memoricé. “Primer cortado sin frenar, segundo cortado por la derecha, cuidado con la piedra que hay a la salida de la curva a izquierdas”. Voy haciendo la bajada sin errores, aunque un poco lento y sin mucha fluidez, asegurando para no pirarme en ningún sitio. En algún momento oigo voces familiares, aunque voy concentrado y no veo quien grita. La última parte del circuito es la más rápida. Aprovecho y trato de recuperar algo de tiempo. Casi sin darme cuenta he llegado a la meta. El resto de corredores de mi categoría van llegando y compruebo que he marcado el 4º tiempo. En la 2ª manga trataré de apretar (claro que eso mismo deben estar pensando el resto de corredores). Subo con Paco, Puli, Alex y David a ver la bajada de Cesar. Al llegar abajo se queja de que ha bajado muy lento y ha cometido algún error. Queda la 2ª manga. Volvemos a subir a la salida. Esta vez sin cortavientos a ver si luzco un poco los colores Madroño. El tiempo mejora bastante. Está haciendo viento lo que unido al sol tiene que estar secando el terreno. En esta manga el tiempo entre corredores será de ½ minuto. Los espectadores lo van a agradecer. Otra vez la cuenta atrás y estoy en carrera. Efectivamente, el circuito no tiene nada que ver con la 1ª manga. Está en perfectas condiciones, aunque bajo con precaución por si las moscas. Llego a meta y compruebo que he bajado el tiempo de la 1ª manga 15 segundos. El resto de corredores de mi categoría van llegando y todos bajan los tiempos. Al final marco 7º. No está mal para ser la 1ª carrera de DH que hago en condiciones normales (el Campeonato de Madrid en La Pinilla no fue una carrera, fue otra cosa…). Al rato llega Cesar, que también baja bastante su tiempo de la 1ª manga. Esta vez si está contento de la bajada que ha realizado.

Nos reunimos con el resto de Madroños y comentamos un poco la jugada. Puli aprovecha para hacer relaciones públicas (en realidad no ha dejado de hacerlas en toda la mañana). Antes de irnos vamos a la zona de podium al sorteo de regalos de los patrocinadores. A Cesar le toca un Manillar. El fin de semana no puede acabar mejor. Esperemos que la Carrera DH Patones tenga continuidad y el año que viene haya 2ª edición.

Toño.
 
 
© Club Madroño MTB 2017.